Imperio Antiguo

(2635-2154)

Dinastía III


El fundador de la tercera dinastía fue Nebka, hijo de Jasejemuy. Se le considera el iniciador de la construcción de la mastaba de Saqqara. Con la llegada de su sucesor Zoser se producen una serie de cambios importantes tanto en religión como en arquitectura que hacen de este monarca el más importante de esta dinastía. Por un lado se produce el asentamiento definitivo del culto al dios Ra y por otro el cambio de la forma de construcción de las tumbas reales que pasó de la mastaba a la pirámide. El primer ejemplo lo tenemos en la mastaba de Saqqara construida por Nebka. Esta y en varias etapas se convirtió en lo que es la primera pirámide en piedra de la historia de Egipto (pirámide escalonada).
El proyecto del conjunto funerario lo llevó a cavo Imhetep (Imutes), uno de los más importantes personajes privados de esta dinastía. Se le considera el artífice de la pirámide escalonada. Aparte de arquitecto fue visir; sacerdote, escriba, medico. Fue divinizado en el imperio Saita como dios de la medicina e identificado por los griegos con Asclepios.
Del resto de faraones se sabe poco, tan solo si acaso el orden cronologico.

Capital
Tawi, (La balanza) de las dos tierras situada en el lugar de union del Alto y Bajo Egipto

Personaje de esta dinastía:
Imhetep

Estos son los cartuchos reales correspondientes a esta dinastía:

* A Sanejet le pudieron suceder estos dos monarcas.

Dinastía IV


Todo el mundo a oído hablar de Queops, Quefrén y Micerinos, pero muy pocas personas sabe a ciencia cierta como gobernaron. Al hablar de estos tres faraones aparece en nuestra mente la imagen de las tres pirámides que construyeron, pero nadie sabe a ciencia cierta como fueron construidas. Cómo es posible que ante tan grandiosos monumentos se esconda tan gran misterio?. Has de saber que la única pieza que se conserva de Queops es una imagen de él de unos seis centímetros de alto en estado sedente.
El primer faraón de esta dinastía fue Snefru. De él se conoce poco. Lo único que podemos destacar es que, teniendo como modelo la obra arquitectónica de Zoser, construyó tres pirámides (la romboidal, la roja y la llamada falsa pirámide) siendo estas un ejemplo de la evolución hacia la pirámide perfecta.
Le sucedió en el trono Jufu (Queops), su hijo y de la reina Hetepheres. El historiador Herodoto nos cuenta de él que era una persona sin sentimientos, tirano, sanguinario. Posiblemente sea por que la información de Herodoto proviene de lo relatado por los sacerdotes de alto clero y estos estaban en contra suya debido a que este les había cerrado los templos dedicados al culto de los dioses. La obra más importante realizada por este faraón es la denominada Gran Pirámide de Giza, la primera considerada perfecta.
Durante su reinado la monarquía alcanzó el punto culminante del Imperio Antiguo.
A Jufu le sucedieron cuatro hijos suyos: Dydefra que tuvo un reinado corto y sin importancia. Jafra (Quefren), segundo hijo, conocido por la construcción de la segunda pirámide de Giza y por la cercana esfinge, con cuerpo de león y rostro del propio faraón. Fue el primero en usar el título hijo de Ra y que perduraría hasta el final de la civilización egipcia.
Los dos monarcas siguientes, Herdyedef y Baufre tuvieron reinados efímeros y poco conocidos. Menkaura (Micerinos), hijo de Jafra, fue el sucesor y tercer monarca en construir una pirámide en Giza. Fue el más benévolo de todos ya que entre otras cosas reabrió los templos cerrados por su abuelo y restauró a los sacerdotes el poder que tenían entonces.
Con Shepseskaf termina prácticamente la historia de esta dinastía. Es considerado por muchos un monarca maldito. Abandonó la majestuosa arquitectura funeraria de la pirámide y volvió a la mastaba como lugar de enterramiento. Con este faraón la dinastía cuarta se fue apagando poco a poco, no sabiendo con exactitud cual fue el último monarca, algunos precisan que fue Dedefptah.

Capital
Tawi, (La balanza) de las dos tierras situada en el lugar de union del Alto y Bajo Egipto

Estos son los cartuchos reales correspondientes a esta dinastía:

Dinastía V


La dinastía V se caracterizó por dos hechos importantes. Uno, el asentamiento definitivo del culto al dios Ra y el otro la realización de los primeros textos en los muros internos de una pirámide. Estos escritos son más conocidos como "Textos de las pirámides".
Se ha querido dar a esta dinastía unos comienzos divinos. Según reza la leyenda recogida en el papiro Wescar, un hombre sabio llamado Dyedi (dinastía IV en tiempos de Queops), predice el alumbramiento de tres hermanos, hijos del dios Ra y de la esposa de un sacerdote de On (Heliopolis). Estos, por propio deseo de Ra serían los primeros faraones de la V dinastía. La historia es un mero reflejo de la importancia en esta dinastía del culto al dios Ra. Muchos faraones llevaron nombres solares. Se estableció la costumbre de que cada faraón construyese un templo solar al dios de Heliopolis, a cielo descubierto y presidido por un obelisco.
Los nombres dados a estos templos difieren según el faraón reinante. Estos son:


Userkaf
=
Tiempo de Ra
Sahura
=
Campo de Ra
Kakai
=
Lugar del corazon de Ra
Neferfra
=
Reposo de Ra
Niuserra
=
Gloria del corazon de Ra
Menkauher
=
Horizonte de Ra

Con la llegada al trono de Unas se produjo un importante cambio en cuanto a los ritos funerarios. Es por todos sabido que en las pirámides de la dinastía IV no se han encontrado hasta ahora, ningún texto o inscripción. En cambio, a partir del reinado de Unas, se empezaron a introducir textos religiosos en el interior de sus pirámides. Estas inscripciones conocidos como Textos de las Pirámides son un conjunto de oraciones, formulas mágicas y ofrendas escritas en los muros del corredor de acceso, antecámara y cámara funeraria. Se entiende que el sacerdote funerario debía ir leyendo estos textos desde la entrada hasta la cámara funeraria para asegurar al faraón la resurrección y la vida en "el mundo inferior". Podría pensarse con esto que ya no se confiaba plenamente en el dios Ra y se tenía que recurrir a formulas mágicas e invocaciones a otros dioses más antiguos para asegurarse la vida eterna.
Los últimos años se caracterizaron por una fuerte crisis económica, social y religiosa que llevó al abandono del culto al dios solar e intento de legitimar a antiguos dioses para pode seguir optando a la vida en el mundo inferior.

Capital
Tawi, (La balanza) de las dos tierras, situada en el lugar de union del Alto y Bajo Egipto

Personaje de esta dinastía:
Ptahhetep

Fue visir durante el reinado del faraón Isesi. Vivio más de 100 años y es conocido por haber escrito las denominadas Maximas. Se trata de un conjunto de enseñanzas morales que aún hoy no han perdido su vigencia.

Estos son los cartuchos reales correspondientes a esta dinastía:

Dinastía VI


La VI dinastía fue la última de la historia del Periodo Antiguo. El primer faraón de esta dinastía fue Teti (Ótoes) que gobernó el país durante 12 años. Se hizo construir una pirámide en Saqara cuyas medidas se hicieron estándar para las demás pirámides construidas por los restantes faraones de esta dinastía. En esta pirámide todavía se siguieron representando en sus paredes interiores los Textos de las Pirámides.
El hecho de que el cargo de nomarca empezara a ser normal hacerlo por herencia y no por decisión real y una desastrosa política matrimonial encaminada a casar a hijos de la realeza con príncipes de familias aristocráticas para conseguir su apoyo hicieron entrar a Egipto en una etapa de decadencia.
Pepi I gobernó Egipto durante 49 años, siguió la política de alianzas matrimoniales iniciadas por su padre pero buscando otros objetivos: uno de ellos fue el poderoso nomarca de Tinis. Mandó construir un conjunto funerario muy cerca de Ineb-Hedy (El Muro Blanco). Alrededor de él se empezó a construir un núcleo urbano que con el tiempo se convertiría en la capital del reino; debido a que el complejo funerario tenía por nombre Men-Nefer, los griegos la llamaron Menfis. La fortaleza-capital de Ineb-Hedy pasó a ser entonces el nombre del Nomo I del Bajo Egipto.
El reinado más largo de toda la historia de Egipto la ostenta Pepi II que gobernó el país durante casi 100 años. Se convirtió en una figura decorativa, perdió totalmente el control sobre los nomarcas. El visirato lo ocuparon príncipes de las familias aristocráticas del Alto Egipto que alcanzaron enseguida gran poder, contrarrestando al que tenía el faraón. Tuvo que disolver el ejercito mercenario por falta de recursos económicos, dejando a Egipto sin defensa alguna. En suma, el imperio Antiguo estaba agonizando, el Imperio Menfita había llegado a su fin.

Capital
Menfis, muy cerca de Tawi

Estos son los cartuchos reales correspondientes a esta dinastía:

avanceprincipal