Asociación Andaluza de Egiptología (ASADE). Egiptologos.com

Arriba ] El templo de Amenophis III en Tebas - Excavación y conservación ] [ Los Colosos de Memnon en Tebas - Historia y Restauración ] Campañas arqueológicas en el peristilo del templo de Amenophis III en Tebas - Resultados ]

   

 

Resumen de la segunda conferencia: Miércoles día 12 de noviembre de 2003 (19:00 horas).

 

    

El Dr. Rainer Stadelmann en un momento de la conferencia.

 

 

Los Colosos de Memnon en Tebas : Historia y Restauración

 
Las dos estatuas colosales sedentes de Amenophis III conocidas como los Colosos de Memnon son las más llamativas de la antigua Tebas al oeste de Luxor. Ambas estatuas fueron originariamente monolitos, hechas en una sola pieza en cuarcita roja, procedente de la cantera de Gebel el-Akhmar (la montaña roja), cerca de la ciudad de El Cairo. Y transportadas bajo la supervisión del ingeniero Amenhotep "hijo de Hapu" en un largo barco, 700 km. río arriba, desde la Heliópolis del norte hasta la Heliópolis del sur.
 
Según Amenhotep "hijo de Hapu" el transporte en barco consistió en 8 barcas unidas para cada estatua colosal. Ingenieros modernos tienen grandes dudas sobre la posibilidad de transportar estatuas tan pesadas. Además, cada coloso tiene cerca de 15 metros de altura y pesa alrededor de 800 toneladas y están colocados sobre un pedestal de cerca de 4 metros de altura. Además, la doble corona del alto y bajo Egipto, con cerca de 4 metros de altura hace que el coloso llegue a medir 21 metros de altura. Sin embargo, los colosos se encuentran en Tebas y la inscripción real del pilar dorsal de la estatua confirma que Amenhotep "hijo de Hapu" se ocupó de transportadas desde Heliópolis, cerca de El Cairo, hasta la Heliópolis del sur, que es Tebas.
 
Allí fueron erigidas delante del primer gran pilono de adobe, que era la entrada al templo funerario de Amonophis III. Dicho templo fue construido en el año 38 del reinado de Amenophis III, momento en el que Egipto estaba en la cumbre de su expansión y poder. Este templo no sólo fue el más grande de todos los templos de Tebas, sino además el más rico en estatuaria y decoración. Sus pilonos y puertas, muros y columnas, faltan en la actualidad. El material de adobe procedente de este templo, fue en su mayoría usado y rehusado en templos de los alrededores y en edificios de la región de Tebas, durante centenares de años desde la antigüedad. Sus estelas y estatuas monumentales fueron reinscritas y rehusada en templos posteriores del Imperio Nuevo. Varios cónsules y agentes de coleccionistas de arte egipcio han adquirido bustos, cabezas, a veces estatuas completas, las cuales han sido, en parte, vendídas por todo el mundo entre colecciones de Antigüedades egipcias.
 
Sin embargo, a pesar de estos eventos, los últimos restos del templo aún constituyen una gran variedad de estatuas, las cuales, a pesar de su mal estado de conservación, son testigos de la profusión y riqueza de la estatuaria originaria del templo. También la inundación anual del Nilo contribuyó a la destrucción de las estructuras en adobe, como los pilonos y el muro exterior del templo. Las pesadas masas de los pilonos acabaron por colapsar. Entonces las crecidas de Nilo, lentamente con el tiempo han ido rellenando los patios del templo hasta 4 o 5 metros de altura.
 
Hoy en día, en el recinto del templo los restos visibles son la monumental estela fragmentada y las estatuas colosales, las cuales se cayeron debido a movimientos sísmicos o terremotos. Solo los colosos de Memnón, frente al primer pilono, que representan al faraón sentado, ha sobrevivido a las sucesivas y constantes catástrofes.
 
Como se llevó a cabo el transporte de los pesados colosos es hasta hoy en día un misterio sin resolver. ¿Fueron transportados tumbados o de pie en el barco? Con sus pedestales la distribución del peso no debió diferir mucho si estaban tumbados o de pie. Restos en los laterales de los pedestales podría indicar que fueron levantados por el lado sur. Podría haber un canal y un lago o gran piscina, donde las barcas desembarcaron durante el período de la inundación. Éstas debieron permanecer allí hasta que el agua retrocediera y permitiera que las estatua pudieran ser colocadas en sus pedestales a través de una rampa.
 
Cada una de las estatuas sedentes de Amenophis III está flanqueada, en el lado norte, por una representación de pie de la madre del rey Mutemweja, y en el lado sur, por la esposa real Tiye. Entre las piernas del rey hay una figura femenina de pie, cuyo nombre se ha perdido. Probablemente se trate de la princesa Sat-Amun, la hija favorita del rey Amenophis y la reina Tiye. Es imaginable que su nombre fuese ya borrado por su celoso hermano Amenophis IV, el futuro Akhenaton y reemplazado por el nombre de la reina Tiye, su madre. A ambos lados del trono encontramos la representación del dios Nilo anudando las plantas representativas del Alto y Bajo Egipto, símbolo de la unidad del país bajo el reinado de Amenophis.
 
En el año 27 a.C. hubo un devastador terremoto que podría haber causado grietas que son aún hoy en día visibles en la estatua colosal del norte y que serían a su vez las responsables del derrumbamiento de la parte superior de la estatua.
 
Al igual que muchos otros monumentos, como por ejemplo las la gran esfinge de Giza, los colosos de Tebas atrajeron la admiración, pero también fueron objetos de leyendas y horror, sobre todo el la oscura Edad Medía que duró hasta comienzos del S. XIX en Egipto. Tradiciones locales acusan a los mamelucos soldados de haber mutílado la cara y parte del cuerpo de las estatuas disparándoles con cañones. Desde el S. XVIII, y especialmente desde las Expediciones a Egipto
 
Destrucción y conservación
 
Durante muchos años trabajé en la excavación y conservación del templo de Sethi I en Qurna, por ello pasaba diariamente por Kom el-Hettán , el yacimiento del famoso templo funerario de Amenophís III y veía su lamentable situación. Esta extensa área, desde los años 60, se encontraba cubierta por hierbas cada vez más abundantes desde la irrigación de los campos tanto al sur como al norte del yacimiento, sobre todo entre los meses de noviembre a marzo. Posteriormente, en los 80 el deterioro del estado de los colosos se hacía evidente a los ojos de los numerosos turistas que visitaban las estatuas colosales.
 
Debido al peligro en el que se encontraban ambas estatuas, el secretario general de Antigüedades Egipcias, Sayed Tawfik, pidió al Instituto Arqueológico Alemán que trabajara en Tebas y se ocupara de hacer un estudio sobre la estabilidad de ambas estatuas. Entonces se llevó a cabo un estudio de fotogrametría del coloso del norte y dibujos arquitectónicos del situado al sur. Estos trabajos fueron acometidos por expertos del Landesamt für Denkmalpflege en Munich y la Universidad Técnica de Karlsruhe.
 
También, en colaboración con el departamento de geología de la Universidad de El Cairo se hicieron unas pruebas de resistencia de¡ suelo. El resultado de dicha campaña fue presentada por el profesor Wenzel de la Universidad de Karlruhe, una de las personalidades más destacadas y reconocidas en este campo. Al mismo tiempo, hice un estudio a partir de dibujos del S. XVIII y XIX y se puede apreciar que no hay un peligro inminente de derrumbamiento.
 
Sin embargo, recientes pruebas llevadas a cabo en el año 2001 muestran que la superficie de las estatuas estaban cubiertas por unas capas de sodio clorídico, partículas de arena, excremento de pájaros, entre otros. Otra de las agresiones es la polución, cada vez mayor con el aumento de automóviles y la quema de rastrojos y caña de azúcar en los alrededores. Además, investigaciones llevadas a cabo por la Facultad de Geología de la Universidad de El Cairo, indican que las vibraciones que propician el tráfico y el parking situado frente a las estatuas colosales, causan nuevas grietas a las estatuas.
 
En cooperación con Kaercher GmbH&Go y el Chemicals and Technologies for Polymers Concern, se llevó a cabo una limpieza de las estatuas colosales, ejecutada por la empresa Pons Asini bajo la dirección del restaurador Jens Linke. Se utilizó la técnica de chorreo con carbonato cálcico. Además para la reconstrucción de piezas se pegaron 900 pequeños fragmentos y se consolidaron.
 
Actualmente se está elaborando un proyecto de conservación para preservar los restos de colores y proteger la superficie. También habrá que cerrar la gran fisura del coloso del norte.

 

Prof. Dr. Rainer Stadelmann

Instituto Arqueológico Alemán de El Cairo  

 

 

Web alojada y mantenida por Egiptomania.com

Apúntate a la lista de correo de Egiptomania.com

Aviso Legal
© Juan de la Torre Suárez
Todos los derechos reservados.

Haz de Egiptomania.com tu página de inicio


Ofertas de Viajes a Egipto Baratos | Viajes a Egipto | Viajes a Jordania | Viajes a Turquía | Viajes a Marruecos | Viajes a Andalucía | Vacaciones de Verano
Buscador de Cruceros | Buscador de Hoteles

Oferta Destacada: Viajes a Egipto Navidad/Fin de Año 2018-2019

Esta Web utiliza "cookies" 🍪 tanto propias como de terceros para recopilar información estadística y publicitaria. Si continúas navegando aquí, significará que aceptas su uso. + Información Cerrar